Yo soy TU mismo

 
Para conocerte a «Ti MISMO», debes de estudiar en primer lugar, el papel que te ha dado la vida y aprender de él, pero nunca creer que eres él. 
Un paso vivido en la experiencia habla más que mil libros.
Un obstáculo trascendido es más que mil pasos caminados en la oscuridad. Del valle a la montaña, ¡Cuántas jornadas hay de camino!
De lo que somos a lo que vemos hay mil valles y mil montañas, y sin embargo un pajarillo lo recorrería con uno solo de sus aleteos.
Ejercítate en «Ser Consciente de Ti MISMO». Cada acción realizada por tu personalidad es una lección que debes aprender.
 
 
No olvides que andamos sobre las arenas del tiempo.
Aprende de todo ¡OH hermano!, porque aquello que pasa, nunca vuelve de la misma forma.
Cada humano es como una gota de agua, en la corriente del río de la vida.
Tiene tres opciones:
Dejarse de llevar por ella,
pararse,
ascender contra corriente de nuevo hasta el manantial.
Y así, 
¡Qué Pocos de entre los humanos hacen lo segundo!
Más difícil aún es hacer lo tercero.
Más aquel que persevera descubre la forma y el ángulo de realizarlo.
Aprende, OH, hermano!, que cuando miras a un hermano tuyo, no estás sino «mirándote» en sus circunstancias.
 

Si deseas llegar a ser "Tú Mismo":

Deja de ser cómodo. Se te puede ayudar a señalar tu camino pero sólo tus pasos lo andarán. Nunca dejes lo difícil a otro, hazlo tú.
Procura ser constante. Un poco cada día hace más que mucho durante poco tiempo.
No olvides observarlo todo. Todo cuanto te rodea tiene un mensaje que dejarte.
Cuanto vayas descubriendo dentro de ti, siémbralo en los corazones de aquellos para los que tú eres la lluvia de su crecimiento interno.
No sigas a nadie de fuera de ti. Piensa que todo el mundo de fuera es tu reflejo. Tal vez al verte reflejado en un espejo limpio desees seguirlo, pero no olvides que es un espejo donde tú contemplas a un nivel de ti.
El Amor serás "tú mismo" si has llegado a ser Uno en todos. Y ¿qué tendrás ya tuyo? Es más: el término tuyo no existirá más en ti.
Cuando inicies todo esto nunca más estarás solo porque tendrás por compañeros el Silencio y la Soledad. Ellos te abrirán su corazón.
Sólo entonces, cuando seas "tú mismo", podrás Dar algo al mundo.

Contacto